!
Kayakoy

Fue abandonada a principios del siglo XX tras la guerra entre Turquía y Grecia

Kayaköy, también conocida como Livissi, es un pueblo situado en la provincia de Muğla, al sur de Turquía, a 8 kilómetros de la ciudad de Fethiye. El pueblo fue abandonado después de la guerra entre Turquía y Grecia en 1922, tras la guerra de independencia de la República de Turquía y la Primera Guerra Mundial.

Se cree que el pueblo de Kayaköy fue edificado en el siglo XVIII sobre la antigua ciudad de Lebessos. Algunas tumbas que datan del imperio bizantino fueron encontradas entre las ruinas de la ciudad. Se han encontrado además restos arqueológicos, dólmenes y tumbas que datan del 3000 antes de cristo. Se cree que probablemente la ciudad fuese el lugar donde se retiraron los habitantes de la isla Gemiler, situada en el mar mediterráneo frente a la costa de Fethiye, por los incesantes ataques de piratas. Durante el siglo XIX tuvo que ser reconstruida debido a los terremotos que asolaron la zona en 1856 y los incendios de 1885.

Kayakoy al atardecer

Kayakoy al atardecer

El pueblo tenía numerosas edificaciones de las cuales más de 20 eran iglesias y capillas. Algunas de las edificaciones todavía conservan su estructura y el pueblo es visible desde la lejanía situado en la ladera de un monte repleto de vegetación autóctona.

Las razón del abandono del pueblo fue el enfrentamiento militar que tuvo lugar entre Grecia y Turquía entre los años 1919 y 1922, principalmente en la costa del mediterráneo. Ese enfrentamiento tuvo lugar tras la Guerra de Independencia de Turquía, que fue posterior a la Primera Guerra Mundial. La ciudad fue abandonada y sus habitantes en su gran mayoría emigraron a Grecia y otros pueblos de las cercanías.

Ruinas de la ciudad de Kayakoy

Ruinas de la ciudad de Kayakoy

Desde entonces, Kayaköy yace en ruinas. A esto contribuyó los terremotos que tuvieron lugar en la zona de Fethiye durante 1957. En la actualidad, el pueblo es visitable y en torno a 500 edificaciones permanecen en ruinas. El gobierno de Turquía abrió un museo arqueológico en la zona y en 2008 dictaminó que liberaría el terreno para la edificación con la intención de construir hoteles y de esta manera atraer más turistas. El acceso al pueblo de Kayaköy puede hacerse por el precio de 5 liras turcas y está abierto durante todo el año. Actualmente, está en plena restauración de algunas edificaciones y los jardines de las iglesias por lo que permanecerá cerrado hasta el 1 de octubre de 2017.

Para más información se puede consultar la página web del museo de Kayaköy.

 

Contenido Relacionado