!
Router con cable y la conectividad NAT o la DMZ y sus problemas o errores con dispositivos como PS4

En este artículo hacemos un resumen sobre la NAT, qué tipos existen de NAT y por qué puede darte problemas con tus dispositivos

Si conoces cómo funcionan las redes, cómo se conectan tus equipos a internet o si eres un jugador muy exigente posiblemente ya conozcas qué es la NAT. Muchas personas te habrán contado alguna vez lo importante que es abrir puertos e incluso algunos conocidos me han pedido que les ayudase a solucionar sus problemas de NAT en PS4. Todos los dispositivos que conectas a tu red en casa se comportan de la misma manera y todos utilizan la NAT para comunicarse con internet.

Cuando conectamos un dispositivo a una red, da igual sus dimensiones, ciertos protocolos de red le asignan una dirección IP que en sus versión v4 consta de 4 números separados por puntos y en la versión v6 resulta algo más compleja. En cualquier caso, conectar un equipo a una red y esperar tener conectividad es algo inherente y que vemos automático. Esto es gracias a DHCP o el Protocolo de Configuración Dinámica de Host. No vamos a entrar en los detalles de qué es DHCP ahora, tenemos un equipo conectado a una red y se le ha asignado una dirección IP, con eso es suficiente por el momento.

En el nacimiento de internet se pensó que sería suficiente con un número de direcciones suficientemente alto y en aquel momento lo era. Las direcciones IP constaban de 32 bits, algo suficientemente grande para aquel entonces pero actualmente descomunalmente pequeño. Seríamos capaces de conectar algo más de 2 millones de dispositivos a una red de 32 bits. Sin embargo, en la actualidad existen miles de millones de dispositivos conectados a la red, ¿cómo es posible? Existe un mecanismo que permite a varios dispositivos compartir una misma dirección IP y traducir los paquetes que cada uno envía y recibe a través de dicha red con el resto del mundo, esto es la NAT.

La NAT o en inglés Network Address Translation es el mecanismo que permite a dos puntos de una red establecer un hilo de conexión entre ambos. Es lo que permite a nuestro router comunicar internet u otras redes con los dispositivos que conectamos a través de cable o de WiFi.

Tipos de NAT

Existen varios tipos de NAT que indican el nivel de conectividad de un dispositivo a una red concreta. Estos niveles indican la capacidad de dicho dispositivo de comunicarse con otros. Aquí entran en juego los puertos, que son los puntos de conectividad entre los dispositivos. Para que un equipo pueda conectar con otro a través de una red, debe existir una conectividad entre los puertos de ambos dispositivos con el fin de que la información se envíe y reciba desde ambos extremos. De esta manera, tenemos los siguientes tipos de NAT:

  • NAT de tipo 1: El equipo está directamente conectado a la red. El dispositivo en cuestión no precisa de ningún mecanismo de traducción para que sus paquetes lleguen a otro equipo conectado a la misma red.
  • NAT de tipo 2: Los puertos de los equipos permiten conectividad, están abiertos y la comunicación a través de los mismos es posible. Esto también puede conseguirse con otros mecanismos como la activación de la DMZ para uno o varios dispositivos de nuestra red. Aplicar un dispositivo dentro de una DMZ lo descarta de cualquier tipo de restricción de comunicación a través de sus puertos.
  • NAT de tipo 3: La conectividad es limitada ya que existen restricciones entre los puertos con los que se intentan comunicar los dispositivos de la red.

Problemas con la NAT

Por lo general, los dispositivos que conectamos a una red suelen tener ciertos puertos abiertos por defecto. Estos puertos son estándar y se utilizan para la comunicación de ciertos protocolos concretos. El resto de puertos no reservados a dichos protocolos pueden estar cerrados e imposibilitar la comunicación. La mayoría de estas situaciones se suelen dar cuando queremos servir archivos a internet para compartirlos, o por ejemplo, queremos conectar nuestra consola PS4 o XBOX One a la red y comunicarnos con otras personas a través de grupos de audio. Si tienes problemas con tu consola PS4, lee el siguiente tutorial para cambiar tu tipo de NAT en PS4 abriendo puertos o configurando tu DMZ.

Para solucionar los problemas debidos a las restricciones de puertos y en concreto de la NAT, la solución es controlar manualmente los puertos y abrir su conectividad para los servicios que queremos utilizar. Las páginas de soporte o los manuales del software que utilizamos habitualmente suele contener los puertos reservados para dicha aplicación por lo que su apertura solucionará la conectividad de nuestro equipo a través de dicha aplicación con la red.

Por otro lado, si estamos seguros de que nuestros puertos no van a ser usados de manera malintencionada podemos decidir eliminar el funcionamiento del Firewall de nuestro Router o elegir algo más sofisticado como es configurar una DMZ. La mayoría de los routers tienen este mecanismo y permiten definir una o varias direcciones IPs en la llamada "Zona Desmilitarizada". Esto significa que los dispositivos que tengan dichas direcciones IPs no tendrán restricción de puertos mientras que el resto seguirá tras el Firewall activo del Router.

Ambas operaciones pueden realizarse si conocemos cómo acceder a nuestro Router e incluso algunas operadoras de internet permiten configurarlo a través de una aplicación remota o incluso realizarlo de manera telefónica.

Contenido Relacionado