!

La prueba de concepto ayudará a comprobar el funcionamiento de los ascensores espaciales

La idea de colocar un ascensor espacial que nos permita elevar a la órbita terrestre cualquier tipo de mercancía, nave o incluso combustible lleva en la cabeza de los científicos desde el año 1800. Pero hasta los últimos años, la idea no ha empezado a tomar forma gracias a pequeños prototipos y modelos en tres dimensiones.

Finalmente, Japón ha sido el primer país en poner en el espacio un ascensor espacial. El prototipo que se ha puesto en órbita es un modelo a escala de lo que podría ser un ascensor de grandes dimensiones.

El proyecto lleva por nombre STARS-Me (Space Tethered Autonomous Robotic Satellite – Mini elevator) y ha sido desarrollado por ingenieros de la universidad japonesa de Shizuoka.

Ingenieros japoneses preparando el Stars-Me

Proyecto STARSIngenieros japoneses preparando el Stars-Me

El prototipo está formado por dos satélites en forma de cubo de pequeñas dimensiones (10 centímetros por lado) y una cinta de 10 metros de largo que permite mover un ascensor en miniatura entre los extremos de los cubos.

De tener éxito, el proyecto llevado a cabo por los japoneses, podría ayudar a comprobar el funcionamiento de este tipo de artefactos en el espacio y quizá abrir el camino para la elaboración de ascensores espaciales a escala natural.

Cómo funciona el ascensor espacial

Dos satélites con forma cúbica son enviados unidos a órbita. Una vez estén en órbita comenzarán a comunicarse con la estación espacial, indicando su correcto posicionamiento.

La estación espacial inicializará la operación de separación en la que ambos satelites se separan mediante motores que dejarán visible el cable que los conecta.

Cuando el cable esté completamente desplegado, el ascensor podrá moverse de uno de los satélites a otro.

Página web oficial del proyecto STARS

 

Contenido Relacionado