!

Se trata de drones con la última tecnología de cámaras y GPS con el fin de mantener la vigilancia en las calles de las ciudades más importantes

El gobierno Chino ha decidido dar luz verde a un nuevo proyecto de vigilancia ciudadana. Se trata de drones con forma de paloma que surcarán los cielos de al menos cinco provincias chinas por la seguridad de sus ciudadanos.

El proyecto tiene por nombre "Dove" y está dirigido por Song Bifeng, profesor de la Universidad Politécnica de Xi'an. Según Bifeng, aunque la escala es pequeña, "creo que la tecnología tiene un buen potencial para usarla a gran escala y tiene muchas ventajas para ser usada tanto en el ámbito militar como en el civil".

Los drones, que tienen forma de paloma, poseen un pequeño motor que hacen que sus alas tengan un movimiento similar a la de los pajaros.

La tecnología con la que cuenta cada dron pasa por una cámara de alta definición, una antena GPS además de un sistema de control de vuelo. Por otro lado, cada dron está conectado a través de un enlace de datos con capacidad de comunicación por satélite.

Esta tecnología parece muy bien pensada para la vigilancia pero los drones tienen un límite de autonomía bastante reducida, impidiendo su uso prolongado. Además, precisarán de una persona que supervise su funcionamiento y eso implicará más costes añadidos.

Contenido Relacionado