!
Assassin's Creed Unity en las calles de Paris

Pasado un tiempo desde su lanzamiento, revisamos el título y las impresiones que hemos tenido al jugarlo

Ha pasado ya bastante tiempo desde el lanzamiento de Assassin's Creed Unity, pero no he tenido el "gusto" de probarlo hasta ahora que incluso ya han pasado algunos meses de la entrega de Assassin's Creed Syndicate. Está cerca el estreno de la película basada en la saga de Ubisoft y tenía ganas de ver que me había perdido en las últimas entregas, por lo general algo mediocre y que no está a la altura de lo que esperabamos.

La historia de Assassin's Creed Unity transcurre en la época de la revolución francesa en la ciudad de Paris. En ella se narra la historia de Arno, un joven que de joven presencia la muerte de su padre y de adulto la del hombre que le acoge en el seno de su familia. Debido a esos sucesos, Arno tratará de buscar la venganza y tratará de desenmascarar a los culpables de aquellos asesinatos que no son ni más ni menos que una escisión de los templarios.

Seguramente todos recordaréis el catastrófico lanzamiento de Unity. Si bien es cierto que el juego se lanzó repleto de bugs y con problemas de conexión para los jugadores, pasado el tiempo algunas cosas se han arreglado, pero no todas. El planteamiento del juego es bueno, se mejoró el Anvil (el motor gráfico que desde Assassin's Creed II ha utilizado la saga) y cambiaron algunos aspectos de la jugabilidad aunque prevaleciesen los típicos momentos angustiosos en los que hay que recuperar cientos de coleccionables.

La historia del juego y la trama en sí se desenvuelve bastante rápido en una serie de misiones principales que se pueden hacer cortas si nos olvidamos de los desafíos adicionales que ofrecen y nos centramos en los objetivos principales. La narración sucede por medio de cinemáticas que presentan a los personajes, amigos y enemigos, en una trama un tanto insípida y con ligeros intentos de ofrecer sorpresas que resultan predecibles. Por lo demás, destacar que toda la parte de lo que se refiere a la realidad y no a la simulación, es decir, la parte que narra lo que sucede en el presente, vuelve a centrarse en Abstergo pero deja de lado el caminar entre cubículos de oficinas que ofrecía Assassin's Creed Black Flag. Eso se agradece, sin duda, sobre todo porque ha sido sustituido por escenas que deberemos completar y que son saltos temporales en la historia de Paris.

Centrándonos en el apartado gráfico, se puede decir que es poco sorprendente. La ciudad de Paris, donde se desarrolla la trama del juego, luce descolorida, gris y aunque tiene multitud de detalles, no da un aspecto de quererse quedar en ella por mucho tiempo. Sin embargo, se dedicó tiempo en el desarrollo del juego para abrir puertas a los edificios para poder escabullirse en las huidas habituales del juego. A parte de eso, quizá lo más destacable es el manejo de multitudes y es que en muchas plazas de Paris se congrega una gran cantidad de gente para protestar por los sucesos de la época de la revolución francesa.

En el apartado de la jugabilidad, comentar que se ha hecho un esfuerzo por parte de Ubisoft Montreal por ofrecer una serie de animaciones y movimientos en el personaje que parecen tratar de dar una mayor sensación de realismo. Sin embargo, esto se tuerce cuando los saltos de fachada en fachada de los edicios comienzan a resultar sobrehumanos. Además, el intento de mejorar estas animaciones parece que ha afectado completamente al control del personaje que es inmanejable en algunas ocasiones, no efectuará los saltos que esperamos e incluso nos costará hacer que acceda por ciertas ventanas lo cual resulta en algunos momentos ridículo. Por otro lado, la tan criticada sencillez en las peleas de toda la saga parece que intenta ofrecer más dificultad que se verá truncada cuando comenzamos a equiparnos con mejoras y equipo.

Muchos son los problemas tanto gráficos, como de jugabilidad que aparecieron tras el lanzamiento del juego. Pasados los meses, Ubisoft lanzó algunos parches que mejoraban y arreglaban los problemas técnicos. Si bien es cierto que el juego no se rompe y en todo el tiempo que lo he estado jugando no he tenido ningún error grave que haya cerrado el juego por completo, sí que he visto problemas importantes. Todavía se puede ver a personajes flotando por el escenario, persiguiendo sombras, corriendo por las cornisas, etc. Nuestro personaje también tendrá problemas además de los comentados anteriormente en cuanto al movimiento se refiere y es que en más de una ocasion veremos como queda atascado dentro de una pared mientras trepa o en el suelo entre las aristas de un escalón.

He de decir que me alegra haber visto mejoras en algunas partes del juego que resultan interesantes. Por un lado, el modo multijugador que llevaba de serie la saga ha dejado de ser como lo conocíamos. Se ha eliminado del juego y en parte se agradece ya que el juego de esconderse y encontrar al enemigo escondido resulta falto de ideas y aburrido. Por tanto, Ubisoft ha apostado por volcarse en el apartado cooperativo y podemos invitar a amigos a participar en nuestras misiones e incluso unirnos a misiones de otros jugadores online en cualquier momento de la partida. Por otro lado, los contenidos descargables del juego son gratuitos. Supongo que esto habrá sucedido por la grán catastrofe del lanzamiento y el enfado de los jugadores. La verdad es que se ofrece un contenido descargable totalmente gratuito que incluye nuevas misiones en una nueva localización totalmente accesible desde Paris. Además de todo esto, se ha invertido en ofrecer una nueva característica al juego que resulta interesante al principio y algo aburrida con el tiempo. Esto son las investigaciones de asesinato, que ofrecen al jugador la posibilidad de desenmascarar a los culpables de una serie de tramas de asesinato en las calles de París. Completar estas misiones secundarias ofrece mejoras en el equipo.

En cuanto a los coleccionables presentes en el título, comentar que siguen estando pero con otra forma y color. Llega el momento en el que tienes el mapa repleto de ellos y comienzas a pensar: ¿de verdad creen que voy a ir a recoger cada uno de ellos? Además, los coleccionables con forma de cofre que ofrecen algunas monedas siguen estando presentes en el juego, pero además, se necesita una habilidad que se mejora con el tiempo para abrirlos mediante ganzúas lo cual resulta aún más tedioso todavía. A parte de esto, la presencia de una armadura especial dentro del juego no es ninguna novedad, para desbloquearla tendremos que ir resolviendo acertijos en el juego mediante nuestra vista de águila que resultan a cada cual más simples y repetitivos.

 

Contenido Relacionado