!
Bullfrog Logo

Gracias a Peter Molyneux, títulos como Theme Park, Theme Hospital o Syndicate están todavía en la retina de muchos jugadores

Cuando se habla de Peter Molyneux suele ser para difamar y reconocer sus errores en los últimos años. Aunque es cierto que el diseñador de juegos ha sido uno de los más aclamados vende-humos de los últimos años también tuvo un pasado brillante ya que fue fundador de Lionhead Studios y cofundador de Bullfrog mucho antes.

Los comienzos, Populous

Cuando el auge de los videojuegos comenzó y las pantallas de muchas casas ya lucían colores vibrantes en televisores de tubo gracias a las videoconsolas, algunas compañías apostaron firmemente por producir obras orientadas al PC. Una de estas compañías fue Bullfrog Productions Ltd, fundada en 1987 por Peter Molyneux y Les Edgar. La empresa fue fundada en suelo británico.

El equipo de Bullfrog en sus inicios con Peter Molyneux en el centro

El equipo de Bullfrog en sus inicios con Peter Molyneux en el centro

Los comienzos de Bullfrog vieron sus frutos gracias a las ingeniosas ideas de Peter Molyneux. La idea de poder tomar el papel de un dios en un videojuego comenzó a dar sus frutos gracias a Populous, el primer título publicado por el estudio. En el título el jugador tomaba el rol de un dios y tenía en su poder la capacidad de ayudar a tribus a formar sus civilizaciones. El título fue distribuido por Electronic Arts y fue el germen de otras obras de Molyneux como las siguientes entregas de Populous o las producciones que elaboró en Lionhead Studios bajo la franquicia de Black & White.

Populous era un juego muy novedoso para la época, que introducía dicotomías que hacían al jugador tomar decisiones para prosperar en el juego. Gráficamente era pesado, lo habitual para la época y la interfaz se fue mejorando poco a poco a lo largo de las siguientes entregas. El título se publicó en PC, Amiga y posteriormente en otras plataformas como Master System de Sega, Super Nintendo o Game Boy.

El futuro en 1994

La empresa comenzó a generar beneficios y tras un lanzamiento bastante aplaudido de Populous II, Bullfrog comenzó a desarrollar nuevos proyectos. En 1994 se presentó Syndicate, un juego de estrategia en tiempo real ambientado en una era futurista con una perspectiva isométrica.

En Syndicate, el jugador tomaba parte de un equipo de agentes especializados en la resolución de conflictos diplomáticos. El objetivo del juego iba cambiando a lo largo de las misiones desde cometer asesinatos, persuadir enemigos o generar el caos en ciudades a lo largo del mundo.

Una imagen de Syndicate

Una imagen de Syndicate

Aunque gráficamente el título no representó un hito en la historia de los videojuegos tenía detalles bastante brillantes. Poseía una inteligencia artificial bastante lograda consiguiendo introducir en el juego situaciones de sigilo, traición o miedo en los viandantes de las ciudades donde actuaba el equipo de agentes. Fue bastante bien aceptado aunque fue criticado por la falta de modos multijugador o la repetitividad de sus misiones.

Años después se sacaron algunas otras versiones del juego como Syndicate Wars o un remake de Syndicate en 2012, creado por Starbreeze. Ambos títulos pasaron sin pena ni gloria aunque introducían un modelo bastante distinto a la entrega original, no consiguieron contentar al gran público.

Construye tu parque de atracciones

Dos años después de la publicación de Syndicate, a Molyneux se le ocurrió la genial idea de ofrecer nuevas posibilidades de simulación. Años atrás ya habían triunfado juegos como SimCity y se preguntó, ¿por qué no hacer lo mismo con un parque de atracciones o un hospital?

Una imagen de Theme Park

Una imagen de Theme Park

Este momento fue el despunte total de Bullfrog. La empresa publicó en 1994 el título Theme Park. El juego fue muy bien acogido por la crítica. En él se le daba la posibilidad al jugador de comprar un terreno y construir un parque de atracciones. Además, contenía multitud de posibilidades gracias a los procesos de investigación sobre atracciones y tiendas para posteriormente construirlos en el parque. Podían construirse montañas rusas, atracciones acuáticas, cafeterías, tiendas de helados, hamburgueserías… todo ello gracias a un editor de parques muy trabajado para la época.

El juego no era una joya gráficamente aunque disponía de dos tipos de visualizaciones, una más pixelada y otra mucho más pulida que sólo era asequible en ordenadores con tarjetas gráficas adecuadas o en videoconsolas. Sin embargo, igual que Syndicate, el título contenía una inteligencia artificial muy trabajada, capaz de introducir en pantalla a multitud de visitantes al parque cada cual con una necesidad que satisfacer.

La compra de Electronic Arts y la publicación de Theme Hospital

Electronic Arts había sido la distribuidora de casi la totalidad de los títulos de Bullfrog en el pasado y la empresa americana decidió hacerse con Bullfrog en 1995.

Posteriormente y gracias al éxito de Theme Park, Molyneux decidió invertir todos sus esfuerzos en desarrollar un nuevo título con conceptos parecidos pero en un campo diferente. De esta manera, en 1997 se publicó Theme Hospital.

Una imagen de Theme Hospital

Una imagen de Theme Hospital

Theme Hospital era el sumum de Bullfrog. Se entremezclaron el libertinaje ofrecido al jugador para construir un hospital con las necesidades de gestión que supone ofrecer soluciones en materia de salud a los clientes. Si en Theme Park el objetivo de todo jugador era tener funcionando su primera montaña rusa, en Theme Hospital el objetivo era tener al mejor cirujano y construir un ala de psiquiatría.

La marcha de Molyneux, y la caída de Bullfrog

Tras la publicación de Theme Hospital, Peter Molyneux decidió dejar la compañía. Las razones eran obvias, la compra de Bullfrog por parte de Electronic Arts no gustó al diseñador de juegos que tan solo aguantó dos años en la compañía. La imposibilidad de plasmar sus ideas en los proyectos provocaron su salida. En 1997 el diseñador de videojuegos dejaba Bullfrog para involucrarse en un nuevo proyecto, la fundación de Lionhead Studios que vió la luz en 1999.

Debido a la marcha de Molyneux, Bullfrog se había quedado sin cabezas pensantes y comenzaron a publicar refritos de las obras que anteriormente les habían conseguido buenas críticas y beneficios. De esta manera se publicaron varias entregas basadas en Theme Park y Populous que nunca lograron alcanzar la calidad de sus predecesoras.

Aunque todo parecía ir mal, Bullfrog se sacó de la manga un juego de estrategia que dejó buen sabor de boca en la comunidad. Se trataba de Dungeon Keeper, publicado en 1997. Era una de las últimas ideas de Molyneux y se utilizó para darle vida a la saga.

Una imagen de Dungeon Keeper

Una imagen de Dungeon Keeper

El título se basaba en ofrecer la posibilidad al jugador de encarnar a un demonio del inframundo cuya misión era atraer monstruos para proteger la mazmorra del ataque de los héroes.

Tras el moderado éxito de Dungeon Keeper, el estudio decidió publicar dos años más tarde la primera secuela, Dungeon Keeper 2, que fue bastante bien recibida. La tercera entrega de la saga nunca vió la luz. Dungeon Keeper 3 fue cancelado por las reticencias que tenía Electronic Arts en seguir invirtiendo tiempo en la saga cuando podía dedicárselo a títulos que podían ser publicados en Playstation 2. Los proyectos de los videojuegos de sagas como El Señor de los Anillos o Harry Potter hicieron desaparecer la idea de una tercera entrega de Dungeon Keeper.

El cierre definitivo de Bullfrog

En el año 2004, Electronic Arts decidió cerrar estudios emblemáticos que había adquirido con anterioridad. Entre las víctimas, aparte de Bullfrog, estaba también Westwood Studios, creadores de la saga Command & Conquer.

La empresa norteamericana decidió introducir a los desarrolladores que habían quedado huérfanos de sus empresas en la división de desarrollo en suelo británico, EA UK.

Pasados algunos años, Electronic Arts solo veía como se generaban gastos en su filial británica y en 2007 decidió cerrar definitivamente su sede en Reino Unido. El cierre de la empresa provocó más de 350 despidos de desarrolladores.

 

Contenido Relacionado