!
Steam cambia sus políticas de valoraciones

La plataforma de juegos de PC cambiará el sistema de visualización de análisis a juegos para alertar de cambios bruscos en las puntuaciones

Los análisis publicados por los jugadores en Steam permiten a los usuarios de la plataforma conocer de qué trata un juego, qué problemas técnicos pueden encontrarse los posibles compradores o qué aspectos son más interesantes de cada título. Estas valoraciones introducen también un sistema de puntuaciones dentro de la plataforma, mostrando cuantos análisis son positivos o negativos para cada producto disponible.

En ocasiones, los análisis generados por los usuarios provocan cambios bruscos en la valoración de los títulos publicados por las desarrolladoras y distribuidoras en Steam. Estos cambios son debidos en algunas ocasiones por políticas de las compañías que distribuyen el juego, que según indica Steam en un comunicado publicado recientemente, afectan a la visión global del juego y no ayudan a su valoración.

Un caso muy reciente es el de Bethesda y sus títulos Fallout 4 o Skyrim. La empresa decidió introducir un sistema de compra de mods en sus juegos llamado Creation Club en el que se pueden adquirir modificaciones de indumentaria, armas y otros elementos de los títulos a través de créditos virtuales que se canjean por dinero real en la propia plataforma de Steam. La comunidad de seguidores de estos juegos, desarrolladores de mods y muchos otros usuarios se pusieron de acuerdo en calificar los títulos de Bethesda negativamente en sus análisis de Steam. Esto provocó que la valoración del juego cayese en picado y afectase negativamente a la compañía. Incluso algunos desarrolladores de mods generaron modificaciones para sus títulos con el fin de criticar estas políticas de la empresa.

Una imagen del Creation Club de Skyrim, donde los jugadores pueden adquirir mods utilizando créditos

Una imagen del Creation Club de Skyrim, donde los jugadores pueden adquirir mods utilizando créditos

Según Steam, este tipo de acciones, que denomina bombas de análisis son contraproducentes: "las bombas de análisis hacen que la puntuación de un juego sufra y no consiga representar un análisis con precisión, ya que afecta la posibilidad de que estés satisfecho con tu compra o que decidas comprar el juego". Por otro lado, el comunicado de Steam indica que este tipo de valoraciones son ajenas al propio producto: "El problema que hemos notado es que hay veces que las opiniones de los jugadores están basadas en hechos que no son parte del juego, puede que no estén satisfechos con algo que el desarrollador haya dicho [...] o simplemente no les gusta las convicciones políticas del desarrollador [...] Desafortunadamente, cuando se trata la puntuación de análisis, estas razones fuera del juego no son tan relevantes".

El punto de vista de Steam es comprensible y es evidente que las bombas de análisis cuando se generan debido a una causa externa a un título concreto realmente no reflejan la calidad que pueda tener un juego. Sin embargo, esto no siempre es así. En el caso de que comentábamos anteriormente sobre el Creation Club de Bethesda, la decisión de la compañía es evidentemente en favor de su beneficio económico y está basada en sus políticas de distribución. Sin embargo, estas políticas afectan a los títulos comprados, introduciendo modificaciones que no estaban presentes en el momento de la compra del producto con el único fin de obtener ingresos de algún incauto. Es decir, las políticas ajenas al producto acaban integrándose en el producto por lo que, ¿por qué no iba a reflejarse eso en un análisis de manera negativa si el comprador del producto lo valora de esta manera?

Steam ha actuado contra estos tipos de análisis masivos que se producen en un lapso de tiempo muy corto. Según indica el comunicado se valoraron distintas opciones como la eliminación de análisis o el cierre de la introducción de valoraciones para un juego concreto durante un periodo de tiempo. Sin embargo, estas opciones no parecían satisfactorias y plantean la posibilidad de que generen un mal mayor. La decisión final de Steam es que sea el propio usuario el que tome la decisión mediante la visualización de gráficos históricos de la evolución de la valoración de un título. Además, se mostrará un mensaje al usuario alertando de la posibilidad de existencia de estas bombas de análisis en las valoraciones del producto.

Nuevas gráficas que muestran la evolución de las valoraciones de los usuarios en Fallout 4

Nuevas gráficas que muestran la evolución de las valoraciones de los usuarios en Fallout 4

La decisión de Steam de no actuar pero mostrar los cambios en las valoraciones de los productos es bastante aceptable y va dirigida a no cultivar la enemistad entre su plataforma y la comunidad de jugadores. Sin embargo, el origen de estas modificaciones reside en la situación que se encuentra la plataforma con respecto a las compañías y a los jugadores. Digámoslo así, Steam se encuentra entre la espada y la pared, sus políticas permiten que los usuarios tomen decisiones frente a las compañías. Sin embargo, esta acción parece dirigida a satisfacer una demanda que viene desde el lado de las empresas. Todo parece indicar que algunas grandes compañías cuyo objetivo es obtener beneficio económico con modificaciones en sus políticas, en algunas ocasiones abusivas, se han quejado de la manera en que un grupo bastante grande de usuarios puede afectar a su imagen o sus ingresos.

Fuente: comunicado oficial de Steam

Contenido Relacionado