!
AngryBirds de Rovio

Los creadores de Angry Birds clausurarán su sucursal de Londres por las malas expectativas financieras

La empresa finlandesa Rovio, que lanzó al mercado el juego para dispositivos móviles Angry Birds, cerrará su estudio afincado en Londres debido a una previsión de ingresos negativa. El estudio de desarrollo de Reino Unido abrió sus puertas el pasado año y cuenta con siete desarrolladores.

El director del área de juegos de Rovio, Wilhelm Taht, ha decidido dimitir en favor de la CEO de la compañía, Kati Levoranta. Las expectativas de ingresos por parte de la compañía finlandesa no son muy favorables para el ejercicio 2018, lo que ha supuesto una caída en las acciones de la empresa de hasta un 50%.

Rovio prevé que los ingresos de la empresa se vean resentidos hasta un 40% a lo largo de este año, pese al éxito que tuvo la película estrenada en 2016 sobre su título estrella, Angry Birds, que consiguió unos ingresos de alrededor de 350 millones de dólares. La secuela de la cinta está prevista para estrenarse en 2019.

La empresa mantendrá los estudios afincados en las sedes de Suecia y Finlandia.

 

Contenido Relacionado