!

El gobierno rechaza la petición de reapertura de la central nuclear emplazada en Burgos

La central de Garoña, emplazada en la provincia de Burgos cerrará finalmente tras el rechazo de la petición de reapertura efectuada por el ejecutivo de Mariano Rajoy.

Santa María de Garoña, que inició su actividad el 2 de marzo de 1971 ahora es propiedad de Nuclenor, compañia gestionada por Iberdrola y Endesa. La central nuclear, cuya licencia de explotación expiró el 6 de julio de 2013 contó con una serie de sucesos entre los cuales algunos se catalogaron como nivel 0 en la escala internacional de accidentes nucleares y un suceso de nivel 1 sucedido en 2008.

La parada del reactor de Garoña tuvo lugar en diciembre de 2012, cuando se desacopló la central de la red electrica.

El cierre de Garoña no significa el cierre definitivo de otras centrales con cierta antigüedad, de hecho el Gobierno planea plantear al congreso la aprobación de la ley que permita a otras centrales llegar a una vida útil de 40 años. Esto afectaría a centrales como la de Trillo en Guadalajara, Ascó y Vandellós en Tarragona y Cofrentes en Valencia que llegarían a estar en funcionamiento hasta el año 2020.

Contenido Relacionado