!

6 años después del accidente nuclear, la hierba y las plantas han tomado el control de la zona tras ser desalojada

De la misma manera que ocurrió con en la ciudad de Prypiat después de ser desalojada por el accidente de la central nuclear de Chernóbil, los alrededores de la ciudad de Okuma, donde está localizada la central nuclear de Fukushima, han visto como las plantas y la vegetación se ha adueñado de las zonas civilizadas.

Como hemos visto en otros accidentes nucleares, el limpiado y la descontaminación de las zonas urbanas que se han visto afectadas por un desastre nuclear puede durar años. Por esa razón, las poblaciones fueron desalojadas, llegando a establecerse un radio deshabitado de hasta 10 kilómetros en el caso del accidente de Fukushima.

Un coche engullido por la maleza en Fukushima

Asahi ShimbunUn coche engullido por la maleza en Fukushima

Ahora, toda la zona se ha visto adueñada de la vegetación, tal como muestra un reportaje publicado por Tetsuro Takehana, del diario digital Asahi Shumbun en el canal de Youtube del medio japonés. En el reportaje, que está en japonés se ven imágenes desoladoras de cómo la naturaleza es más fuerte y duradera que la civilización humana.

El aparcamiento de unos grandes almacenes absorbido por la hierba

Asahi ShimbunEl aparcamiento de unos grandes almacenes absorbido por la hierba

Campos de fútbol engullidos por arbustos, aparcamientos de grandes almacenes surcados por hierba, coches absorvidos por la maleza... Todas estas imágenes muestran cómo la población tuvo que desesperadamente salir corriendo de sus lugares habituales y cómo la vegetación se ha adueñado de éstos.

 

 

Contenido Relacionado