!
Mujer embarazada con bebé en el vientre materno
María Silva

Por María Silva

Pediatra y colaboradora de RebelCry

Muchas futuras madres todavía embarazadas se hacen esta pregunta. ¿Es un mito que el bebé escucha estando en el útero materno?

Muchas futuras madres se preguntan si el bebé que llevan en el vientre les escucha cuando les hablen y si sirve de algo. La verdad es que sí, sirve de mucho y hay estudios que lo avalan. Te cuento por qué.

Hacia la semana 14 del embarazo, el oído interno del bebé está completamente formado y sus sentidos están activos. El bebé comienza entonces a escuchar el hábitat donde reside y dentro del útero materno se escuchan multitud de sonidos distintos, desde el bombeo de la sangre en el cordón umbilical, el corazón de la madre y hasta el propio ritmo sanguíneo en las venas y arterias de la mujer embarazada.

Los tres últimos meses de embarazo, el bebé es capaz de escuchar los sonidos que llegan desde fuera del vientre materno. Los ruidos ambiente, portazos, música, discusiones o conversaciones que la madre tiene con otras personas son sonidos escuchados por el bebé que pueden alertarle o calmarle. Otro de los sonidos que más escucha el bebé es la propia voz de la madre que internamente se propaga entre los tejidos llegando hasta sus oídos.

Bien, pero ¿todo esto sirve de algo? Lo cierto es que sí, los bebés escuchan y además son capaces de memorizar lo que han escuchado en el vientre materno después de nacer. Muchos estudios elaborados por matronas y obstetras indican que el bebé memoriza los sonidos del vientre materno y la voz de la madre. Los bebés que lloran continuamente son capaces de calmar su llanto si escuchan los sonidos grabados del vientre materno. Además, a distintas voces de mujeres, el bebé que llora es capaz de identificar la de su propia madre calmándose al instante. Por otro lado, las canciones que las madres cantan a sus bebés durante el embarazo y en especial durante los últimos tres meses, son recordadas por el recién nacido como algo calmante que le transporta de nuevo a la paz del útero materno.

Contenido Relacionado