!
María Silva

Por María Silva

Pediatra y colaboradora de RebelCry

Buscar el zapato perfecto para niños es fundamental en su crecimiento. Te contamos las claves más importantes.

A la hora de vestir a nuestros pequeños, los padres siempre tienen dudas de qué tipo de zapatos o zapatillas comprar a sus niños o bebés. ¿Qué tipo de calzado deberíamos comprar? ¿Le sentirá bien un zapato a mi bebé? Respondemos algunas de los interrogantes más repetidos por los padres en cuanto al calzado de los más pequeños de la casa se refiere.

¿Debería comprar zapatos para mi bebé?

Las recomendaciones pedriáticas indican que los bebés deberían llevar calzado únicamente para proteger sus píes del frío y de la humedad. Hasta la edad de nueve meses, lo más apropiado es utilizar zapatos transpirables, patucos o calzado tipo guante. Hasta los catorce meses el bebé se pasará mucho tiempo a gatas por lo que el calzado debe modificarse introduciendo refuerzos en el talón y la punta del píe. Cuando comience a dar sus primeros pasos, el calzado del bebé deberán ser zapatos suaves y cómodos.

¿Qué talla comprar?

Olvidándose de los números, de las medidas y de la altura de nuestros pequeños, el mejor consejo que puede tenerse en cuenta es comprar un calzado holgado. Siempre debe haber entre 1 y 1,5 centímetros entre el extremo del píe y el final del zapato.

¿Qué tipo de zapato comprar?

Evitar zapatos incómodos aunque sean de marca. Buscar un zapato flexible con suela delgada.

¿Cuándo debería cambiar de zapatos?

Lo más recomendable es renovar los zapatos del niño a partir de los seis meses de uso. Además es muy importante que el calzado de nuestros pequeños se vaya alternando y se tengan disponibles más de dos pares para evitar problemas con la humedad y el deterioro. Existen además calzados transpirables que ayudan a evitar este tipo de problemas.

Contenido Relacionado