!
Destiny

Bungie rompe la relación con Activision para la publicación de Destiny. La empresa se independiza y el futuro de la franquicia es incierto.

A través de un tweet publicado en la cuenta oficial de Activision, la empresa anuncia la ruptura con Bungie y la cesión de los derechos de publicación de Destiny a la empresa desarrolladora.

"Hoy anunciamos que Bungie asumirá los derechos completos de publicación de la franquicia Destiny.", citaba el tweet publicado por Activision, "Activision y Bungie continuarán trabajando conjuntamente durante la transición".

Arte de la primera carátula de Destiny

ActivisionArte de la primera carátula de Destiny

La relación entre Activision y Bungie ha ido empeorando año tras año con la publicación de cada una de las entregas de Destiny. Bungie, que ha tratado siempre de velar por los deseos de la comunidad y acercar las inquietudes de los usuarios al equipo de desarrollo se ha visto lastrada por los deseos de expansión de Activision con la franquicia.

La reducción de las ventas de la última expansión de Destiny (Los renegados) frente al lanzamiento de sus primeras entregas ha llevado a la directiva de Activision a pensar que la audiencia de Destiny está a la espera de ver qué sucede con la franquicia. Sin embargo, desde Bungie la sensación es otra. Creen que la última expansión lanzada del juego es lo que la comunidad de jugadores quieren.

Un juego con grandes altibajos

El lanzamiento de Destiny en 2014 fue espectacular. La cantidad ingente de usuarios atraidos por lo que el juego prometía llevó a la franquicia a lo más alto gracias, en gran medida, a una campaña de marketing y publicidad descomunal.

Sin embargo, la primera expansión del juego comenzó a dejar a muchos usuarios fuera de su universo. La introducción de bugs en el juego, mecánicas muy repetitivas y sistemas económicos que llevaban a dedicarle muchas horas al título multijugador, provocaron que el número de usuarios que disfrutaban del juego callese en picado.

El lanzamiento de Destiny 2 no fue tan bueno como se esperaba, sobre todo por parte de Activision. La empresa tuvo que tomar la decisión de abaratar costes en los proyectos que la rodeaban siendo Blizzard la primera gran afectada.

 

La comunidad que sigue la estela del juego ve con buenos ojos los últimos pasos tomados por Bungie en el desarrollo del juego y su defensa ferrea de los principios que han edificado la saga son un bastión inexpugnable para cualquier crítica que se publique en los medios.

Seguramente Bungie podría haber hecho las cosas mejor, pero teniendo a Activision tomando ciertas decisiones para el transcurso de la saga, las dificultades son obvias. Veremos cómo actúa Bungie con respecto a la adquisición de los derechos de publicación de Destiny y qué decisiones cambian en el rumbo de la saga.

El roadmap se mantendrá

Uno de los alicientes que muchos usuarios vieron en Destiny fue la intención tanto de Activision como de Bungie de mantener una entrega de contenidos constante para Destiny durante 10 años. Las dificultades de un desarrollo de software durante tanto tiempo han ido provocando que poco a poco las entregas producidas no hayan sido de tanta calidad, forzando a la desarrolladora a crear parches de urgencia y actualización del juego de manera continúa.

Destiny en Battlenet

Destiny en Battlenet

El anuncio de la cesión de la licencia no alterará el roadmap, según ha comunicado Bungie. Su intención será mantener la planificación que tenía para la franquicia en adelante.

Según el comunicado de Activision, también se tiene en cuenta el proceso de cambio. Aunque todavía no se conoce la empresa que ayudará a Bungie a distribuir el título, el plano más complicado está en la plataforma de PC, donde el juego se distribuye a través de Battle.net.

Bungie buscará una nueva plataforma de distribución del juego en PC o desarrollará una propia. Muchos son los usuarios que desean ver el regreso de la empresa a los fueros de Microsoft. Los que para muchos fueron los años dorados de Bungie con el desarrollo de las distintas entregas de Halo junto a Microsoft, hacen ahora pensar que la colaboración entre ambas empresas es todavía posible. Sin embargo, Microsoft está intentando afrontar su futuro de otra manera, tomándose más serio el negocio y apostando por ofrecer contenidos exclusivos a los usuarios con estudios propios, en lugar de colaborar con terceros.

El futuro de Activision

La empresa ha ido tomando decisiones en los últimos meses que han llevado a apostar por franquicias que le funcionan como Call of Duty y a economizar en elementos que le rodean, la cesión de los derechos de Destiny es uno de ellos.

El otro gran brazo de Activision, Blizzard, es posiblemente el más perjudicado en todas las decisiones que está tomando la compañía. Muchos usuarios empiezan a ver cómo la empresa que se hizo famosa con Diablo y World of Warcraft podría tomar la misma dirección que Bungie.

¿Esto en qué lugar deja a Activision cuando la única gran franquicia que le quedará sería Call of Duty? Veremos que sucede en 2019 y 2020 con los futuros anuncios de la esperada próxima generación de consolas y las decisiones que toma la empresa con respecto al mercado.

Contenido Relacionado