!

El siluro es el pez más peligroso al que nos enfrentaremos en el río Volga. Si lo eliminas conseguirás el trofeo Pescador

Uno de los enemigos más fieros a los que nos enfrentaremos durante el capítulo del río Volga es el siluro que acecha en las aguas. Aunque los siluros son animales bastante grandes, este auténtico monstruo de río se ha convertido en un pez mutante que puede llegar a matarnos. Conoceremos al animal al poco de acceder a la zona y será un estorbo si deseamos navegar por las aguas para buscar coleccionables e incluso nos puede llegar a dar un mordisco si andamos por la orilla del río.

El siluro no puede matarse de una manera sencilla o al menos, no lo podremos matar hasta que lleguemos a una zona en la que le podemos tender una trampa. Este momento está relacionado con la historia y una vez lo elimines podrás explorar las aguas del río sin temor a que te dé un mordisco.

Llegado el momento, tendrás que acceder a La Terminal. En este lugar tendremos que accionar diversos mecanismos para conseguir liberar la dresina, una vagoneta que nos permitirá movernos por las vías de tren en diversas zonas.

En la habitación donde hay dos cuerpos amortajados y un altar, tendremos que cortar los cables que están sobre el altar. Estos cables, al cortarlos, harán caer los cadáveres al agua, lo que atraerá al siluro. Veremos al pez acercándose en dirección a los cadáveres. Es en ese momento en el que deberemos accionar la palanca de la izquierda, que moverá la tubería de la derecha y arrojará un montón de maderas y escombros sobre las aguas, acabando con la vida del animal.

Si activamos la palanca demasiado pronto o demasiado tarde perderemos la oportunidad de matar al siluro, por lo que tienes que fijarte bien en dónde está situado el pez. Si consigues acabar con él, desbloquearás el trofeo Pescador y podrás explorar la zona en barca sin temer a recibir ataques en el futuro.

Otras guías de Metro Exodus

Contenido Relacionado