!
Battlefield V Review

Primeras impresiones de lo que nos ofrece Battlefield V, el núevo título de DICE y Electronic Arts

La beta de Battlefield V que ya está disponible para los usuarios que reservasen el juego, será abierta para todo el mundo que así lo desee a partir de hoy.

Aunque durante el comienzo del día el acceso a los servidores de la beta pareció estar bastante complicado y la búsqueda de partidas se alargaba demasiado, a lo largo de la tarde ésto se estabilizó y todo el sistema multijugador pareció a funcionar correctamente.

Durante las horas que pudimos probar la beta de Battlefield V, estuvimos probando los modos de Grandes Operaciones y Conquista. Sin embargo, a parte de los nuevos formatos de juego, los nuevos desafíos introducidos, los cambios más importantes que los jugadores destacan en esta beta son relativos a la jugabilidad.

El cambio de Battlefield 1

Muchos jugadores que se han enganchado a la saga Battlefield a raíz del éxito de Battlefield 1 en plataformas como Playstation 4 y Xbox One han visto cambios drásticos en la jugabilidad en esta nueva entrega.

El principal cambio es la reducción del time to kill, es decir, el tiempo que a un jugador le lleva acabar con otro en un enfrentamiento uno contra uno. El daño de las balas en esta beta parece haber crecido con respecto a Battlefield 1 y se asemeja más a lo que pudimos ver en Battlefield 3 o Battlefield 4. Esto tiene mucho que ver con la automatización de las armas y la falta de equilibrio que puede darse en esta beta. Los parámetros del comportamiento de las armas tendrán que irse ajustando según avance el tiempo por parte del equipo de desarrollo de DICE.

Sin embargo, el time to kill parece muy corto y resulta bastante más difícil conseguir multiples bajas o tener éxito en enfrentamientos en los que nos encontramos solos. Esto además acrecenta la necesidad de imponer el juego táctico y de equipo, lo cual vemos como algo notable y un cambio sustancial con respecto a Battlefield 1.

 

Otro de los apartados que más ha cambiado con respecto al juego que se estrenó en 2016 son los controles y cómo afectan estos a la jugabilidad. El principal cambio es la eliminación de la posibilidad de marcar enemigos. Esa labor ahora solo está disponible para la clase de francotirador o para los vehículos aéreos que tengan la habilidad de realizar este marcado.

Ésta posiblemente sea la razón de queja más común entre los jugadores de Battlefield 1 que veían con facilidad a los enemigos en el mapeado del juego y que ahora en Battlefield V no estará disponible. Aunque no es demasiado complicado visualizar a los enemigos y diferenciarlos de nuestros compañeros de equipo, sí que es verdad que en el anterior juego de DICE la visualización de los enemigos marcados era mucho más evidente. Esto le otorga al juego un grado de seriedad más importante, con más táctica, pausa y necesidad de pensar cada acción a tomar, lo cual es bastante destacado por un grueso amplio de jugadores.

Clases, personalización y armas

En la beta del juego hemos podido ver las clases principales del juego en todo su esplendor. Las clases de asalto, médico, ingeniero y francotirador son las principales y ofrecen una experiencia de juego muy enfocada a lo que ya conocemos en la saga Battlefield. Las novedades más interesantes son la introducción de armas no específicas de clases habituales como en el asalto o el médico. El asalto dispondrá de rifles semiautomáticos de largo alcance y el médico contará con subfusiles automáticos, algo muy distinto a lo que pudimos ver en Battlefield 1.

Personalización de armas en Battlefield V

Personalización de armas en Battlefield V

También están presentes las clases de pilotos de tanques y de aviones, que permitirán utilizar estos vehículos en la fase beta del juego.

Lo más interesante con respecto a las clases y al arsenal de armas es la personalización que se ofrece de las mismas. En Battlefield V podremos personalizar ciertas partes de las armas con elementos customizables. Sin embargo, éstos no tienen ninguna repercusión en el rendimiento de las armas de manera aparente. Exceptuando las miras, el resto de elementos personalizables de cada arma parecen simplemente cambios en el aspecto.

Cambios en la jugabilidad

Aunque ya hemos comentado algunos asuntos con relación a la jugabilidad y sus diferencias con Battlefield 1, hay algunos otros detalles que está bien tener en cuenta. Algunos han sido bien recibidos y otros no tanto.

La posibilidad de que cualquier clase reanime a los compañeros caídos permite al juego tener más versatilidad y no depender exclusivamente del médico para realizar estas acciones. Sin embargo, la experiencia que hemos tenido jugando es que la mayoría de jugadores ignoran a los compañeros que yacen en el suelo, que esperan a ser levantados. Además, el tiempo de espera cuando somos abatidos para ver si alguien nos levanta resulta muy largo y no existe una manera de omitirlo rápidamente si queremos desplegar de manera automática cuando nos encontramos en una situación rodeados de enemigos. Además, tras este tiempo de espera tenemos que esperar el respawn para poder reaparecer en la partida, lo cual resulta aún más engorroso.

Otro de los elementos más significativos de la jugabilidad es la escasez de munición. Tendremos que saber economizar nuestras balas y usarlas en los momentos adecuados ya que tendremos pocos cargadores y en momentos en los que la partida se pone interesante y logramos tener largos momentos con vida, nos quedamos rápidamente sin munición y tenemos que usar las armas de mano para poder sobrevivir.

Esto se ha paliado con la introdución de lugares de reabastecimiento de medicina y munición. En estos lugares podremos recoger munición y kits de supervivencia para curarnos en las situaciones donde hayamos perdido gran cantidad de vida y no tengamos médicos cerca. Por otro lado, los enemigos que abatamos dejarán además de las armas que estén utilizando, pequeños paquetes de munición que nos pueden ayudar mucho en el transcurso de la partida.

Respecto a la munición de los vehículos, ésta dejará de ser infinita. Cuando en un vehículo nos quedemos sin munición tendremos que volver a puntos en el mapa de reabastecimiento para continuar disparando.

El otro cambio más importante es algo de lo que ya hemos hablado, la eliminación del sistema de marcado de jugadores. Éste es sustituido por algo que ya conocíamos, que es el marcado de zonas de interés para los miembros de nuestra patrulla. Este cambio ha sido bastante criticado por la comunidad de jugadores debido a la dificultad de visualizar enemigos en la pantalla. Que aunque pueda parecer sencillo por el hecho de que se distinguen más o menos bien de nuestros compañeros, en situaciones complicadas pueden llevar a confusión. DICE ha informado de que mejorará este apartado, pero se desconoce de qué manera.

Gráficos y rendimiento

Evidentemente, la plataforma donde mejor se ve el juego moverse es PC. Recientemente se ha publicado una comparativa de cómo se visualiza la beta de Battlefield V en las consolas de Sony y Microsoft. En ambas se ven problemas de rendimiento que pueden ser importantes y la resolución parece aceptable.

Las texturas del mapa de Rotterdam no parecen pulidas ni finalizadas

Las texturas del mapa de Rotterdam no parecen pulidas ni finalizadas

Por otro lado, es importante decir que las texturas de los mapas de la beta parecen no estar completadas. De hecho, el mapa de Rotterdam no parece finalizado y hay elementos como el agua de los canales de la ciudad que no tienen texturas ni efectos cuando nos sumergimos en ella.

Gráficamente el juego está bien, es aceptable, pero la sensación que nos da la beta es que no está pulido al 100%, sobre todo en las consolas de Playstation 4 y Xbox One. De hecho, Xbox One es la consola que menos resolución tiene de todas las plataformas existentes y en todas ellas el juego no parece muy conseguido gráficamente, quedando muy lejos del gran trabajo realizado en Battlefield 1 o en otros juegos de DICE como las últimas entregas de Star Wars Battlefront.

Impresiones finales

Tras bastantes horas de juego en la beta, podemos decir que esperamos que el juego no sea lo que DICE ofrezca a los jugadores finalmente. Battlefield V no da la sensación de ser un juego de la Segunda Guerra Mundial y se asemeja más a las experiencias de Battlefield 3 o Battlefield 4 que a un conflicto histórico.

Los problemas detectados en la beta tienen que solucionarse, mejorarse el time to kill y balancear algunas armas para el lanzamiento del título el próximo mes de noviembre.

Algunos elementos no están presentes y deben estarlo, como por ejemplo la personalización de controles que pese a que puede seleccionarse entre diversos esquemas de mapeo de botones en los mandos, no se nos permite modificarlos individualmente.

Tampoco hemos podido probar modos que nos resultan interesantes y novedosos como el modo Firestorm o battle royale, que se ha anunciado recientemente de manera oficial.

Tendremos que esperar al 20 de noviembre para poder probar todo el juego y ver si los cambios que se espera que el equipo de desarrollo de DICE realice se plasman en la versión final de Battlefield V.

Contenido Relacionado