!
Explosión nuclear en el capítulo 8 de Twin Peaks

El octavo capítulo de la tercera temporada de Twin Peaks ha dado mucho que hablar

David Lynch, creador junto a Mark Frost de Twin Peaks y director de todos los capítulos de la tercera temporada de la serie es archiconocido por plasmar un surrealismo conceptual en todas sus obras. En la mayoría de las películas que llevan su sello siempre hay detalles que nos transportan a universos imaginarios, hechos incongruentes o elementos en la trama que precisan que el espectador se haga partícipe de lo que está viendo.

La tercera temporada de Twin Peaks fue un legado que David Lynch dejó preparado desde la primera temporada de la serie emitida hace más de veinticinco años. Recordemos a Laura Palmer decirle al Agente Dale Cooper en sus sueños que veinticinco años después se volverían a ver.

Tras las declaraciones de Lynch de que no iba a participar en ninguna obra cinematográfica durante un largo tiempo, la cadena norteamericana Showtime le ha dado carta blanca para plasmar su imaginación en el regreso de la serie que le dio renombre. Esto ha promovido a que los últimos episodios emitidos hayan sido utilizados por Lynch para explicar muchos de los misterios que rodeaban la trama de la serie utilizando técnicas cinematográficas que ya utilizase en películas como Mullholland Drive o Carretera Perdida.

El culmen de la obra de Lynch bien podría ser el octavo capítulo de la tercera temporada de Twin Peaks. En él se esclarecen algunos de los misterios más importantes de la serie: ¿quién es Bob, el espíritu que atormentaba el pueblo de Twin Peaks? ¿qué ocurrió realmente con Laura Palmer?

Tras la actuación en el Roadhouse de Nine Inch Nails, grupo norteamericano conocido por su música industrial, que participa en el capítulo con una música estridente que articula momentos de locura y se entremezcla con carcajadas. A continuación el capítulo llega a un punto en el que se introduce al espectador con una carretera iluminada por los faros de un coche, cosa que ya hemos visto en otros trabajos de Lynch. Casi se le invita al espectador a que esté atento a lo que va a ocurrir a continuación.

El capítulo 8 de la tercera temporada de Twin Peaks, su gran parte en blanco y negro

SHOWTIMEEl capítulo 8 de la tercera temporada de Twin Peaks, su gran parte en blanco y negro

El capítulo 8 de la tercera temporada se presenta en su parte final en blanco y negro. Lynch intenta introducirnos en el origen de todo en pleno años 50. Para ello, el director norteamericano utiliza retóricas e iconografías típicas del cine de aquella época.

Posteriormente, distintos sucesos comienzan a ocurrir. El más importante es sin duda al que Lynch pone fecha y hora, el 16 de julio de 1945 a las 05:29, la prueba de la primera bomba atómica. El hecho puede parecer aislado pero introduce lo que puede entenderse como el nacimiento de algo diabólico engendrado por el hombre. Tras un viaje en el que la escena comienza a internarse en el hongo de humo atómico, miles de explosiones similares a constelaciones y estrellas, se desvela un personaje que parece estar vomitando el mal. De los efluvios del humanoide que hay en escena se vislumbra una cara tras la sombra, el espíritu de Bob ha nacido.

La explosión de la primera prueba nuclear a cargo del ejercito de Estados Unidos

SHOWTIMELa explosión de la primera prueba nuclear a cargo del ejercito de Estados Unidos

El capítulo continúa con un sin fin de escenas que iluminan la mente del espectador con una producción cinematográfica sin igual mostrando la aparición de unos espectros que toman forma de vagabundos que aparentan traer el mal a los parajes cercanos a donde se realizan las pruebas atómicas por el ejército estadounidense. Finalmente toma parte en el surgir de las escenas el conocido gigante de capítulos y temporadas anteriores. El personaje de alta estatura revive los hechos que el espectador ha podido ver en anteriores escenas, lo cual le lleva a tomar la decisión de tomar parte en el asunto. El gigante parece utilizar su esencia mística para generar un ente protector que es enviado a la tierra en forma de esfera. Ese ente aparenta ser el alma de Laura Palmer.

Las conclusiones que podemos extraer de las escenas finales del capítulo es que el gigante toma parte en la serie como un espíritu protector, un dios o un ángel que vela por el bien. El aparente envío del alma de Laura Palmer a la tierra parece un intento de interceder en el destino de la humanidad ante el mal que engendra el espíritu de Bob.

Estamos seguros de que el final de la tercera temporada será muy comentado en todos los foros de debate y que Lynch efectuará un gran trabajo como ha venido haciendo en todos los episodios que hemos visto hasta ahora. Todos los enigmas de Twin Peaks serán resueltos en esta tercera temporada, esperamos que la disfrutéis como lo estamos haciendo nosotros.

La esfera dorada del capítulo 8 de la tercera temporada de Twin Peaks donde reside el alma de Laura Palmer

SHOWTIMELa esfera dorada del capítulo 8 de la tercera temporada de Twin Peaks donde reside el alma de Laura Palmer

En la tercera temporada hemos visto también numerosas caras famosas que interpretan papeles relevantes y otros no tan relevantes pero que ofrecen a la serie la importancia que se merece. Descubre todos los cameos de la tercera temporada de Twin Peaks.

Contenido Relacionado